×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Vacunado, recuperado del covid-19 o con una PCR negativa las 48 horas antes.

Estas son las tres únicas situaciones que permitirán viajar por Europa a partir de este verano, y que quedarán recogidas digitalmente en el flamante pasaporte covid de la Unión Europea. Y las tres opciones encierran un conflicto ético que impacta en una desigualdad en los derechos de los ciudadanos. La propuesta del Europarlamento para eliminarla, que los estados de la UE asuman el coste de las PCR de los ciudadanos que no puedan pagarlas para viajar, ha sido rechazada por una veintena de países, entre ellos, España.