×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El regreso a las oficinas previsto mayoritariamente para septiembre ha transformado y reconfigurado los espacios de trabajo.

Uno de los cambios que ha experimentado este segmento ha sido el aumento de llamadas 'mesas calientes en las oficinas'. El término proviene del anglicismo hot desking. Se trata de un sistema de organización del espacio de trabajo por el cual las mesas no están asignadas a ningún empleado. El espacio lo utiliza el que lo necesita. Este concepto también tiene una vertiente de alquiler, que es el que ha crecido debido a la pandemia del coronavirus. Básicamente, las empresas alquilan parte de sus oficinas a terceros con el objetivo de rentabilizar el espacio sobrante que corresponde a los empleados que teletrabajan.