×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Gobierno ha rebajado a 1.500 euros anuales el máximo de aportación que puede desgravarse en el IPRF por planes individuales de pensiones,

según se recoge en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2022. En paralelo, se eleva hasta los 8.500 euros la aportación deducible en el caso de los planes colectivos o de empresa. Las aportaciones a planes de pensiones se han reducido un 94% en el primer semestre de 2021, al registrar unas captaciones por importe de 79 millones de euros, que contrastan con los 846 millones del mismo periodo del año anterior.