×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Ante la situación de inestabilidad que lleva causando el sector energético los últimos meses, el Gobierno ha diseñado un plan de choque

con el fin de amortiguar el impacto en el recibo de la luz por el encarecimiento del mercado eléctrico mayorista, que prevé aprobar en las próximas semanas. Dentro de este obligará a las grandes eléctricas a subastar energía entre comercializadoras más pequeñas e industriales, pondrá límites al vaciado de los embalses, creará un "suministro mínimo vital" donde se tenga en cuenta el gasto en energía de las personas más vulnerables, impulsará el autoconsumo, la creación de comunidades energéticas locales, la prórroga de la rebaja del impuesto del 7% a la generación y la rebaja del IVA.