×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

No es accidente in itinere la caída en un restaurante durante la pausa para comer cuando la trabajadora comía siempre en su casa.

La trabajadora tenía jornada partida, y disponía de 4 horas diarias para comer que utilizaba habitualmente para ir a su domicilio sito en la misma localidad. Comer con sus compañeros es totalmente legítimo, pero nada tiene que ver con el trabajo porque obedece a su propio interés. Rompe el elemento geográfico, porque para que se considere in itinere se requiere que el hecho acaezca en el trayecto habitual y normal. El TSJ Andalucía confirma lo dispuesto por el Juzgado de lo Social núm. 6 de Málaga, declara que el proceso de IT no deriva de accidente laboral.