×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las comunidades autónomas han pasado a ser las grandes beneficiadas por el decreto aprobado para que la banca pague a partir de ahora el IAJD por los créditos hipotecarios que concede.

Las entidades no tendrán las bonificaciones del IAJD ni se lo deducirán. El cambio legal introducido impide a los bancos deducirse este gravamen en el Impuesto de Sociedades. De esta manera, la única fórmula que la banca tiene para compensar los mayores costes fijos en la producción de este tipo de financiación, tanto a hogares como a empresas, es una subida de los precios. Fuentes bancarias destacan que a partir de ahora también se podrían ver beneficiadas las gestorías, ya que no se encargarán de la liquidación del IAJD, ya que lo harán los trabajadores de las entidades. Está por ver si aplican descuentos o rebajas en las minutas que cobran, sostienen.