×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La UE no ha conseguido sacar adelante la tasa Google.

Los países miembros enterraron este martes el impuesto que debía gravar la actividad de las compañías tecnológicas ante la persistencia del bloqueo de cuatro países (Irlanda, Dinamarca, Suecia y Finlandia). Ni la última oferta, de gravar solo la publicidad online, ha levantado su veto. Los impulsores de la tasa fían ahora la implantación de ese impuesto a un acuerdo en el marco de la OCDE a finales de 2020. La Comisión Europea y varios de los países impulsores de la tasa, como Francia y España, lamentaron "oportunidad perdida".