×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La tasa de créditos morosos se situó en julio en el 9,39%,

la cifra más baja desde junio de 2012, según los datos provisionales publicados este lunes por el Banco de España. Sin embargo, el porcentaje queda aún muy lejos del 2,6% que se anotó en 2008 ó del 0,9% que se apuntó en 2007. El descenso tan fuerte de la morosidad obedece fundamentalmente a la mejora de la economía. Pero también han influido otros factores. Como por ejemplo la venta de créditos dudosos a fondos, el traspaso de dudosos al banco malo Sareb o las mayores facilidades que brindan las entidades para que se devuelva la deuda. No obstante, una de las causas principales ha sido la rebaja de tipos impulsada por el Banco Central Europeo, que ha contribuido decisivamente al fuerte proceso de desendeudamiento que está viviendo la economía española y que, por añadidura, está generando serios problemas a unos bancos a los que cada vez le sale menos rentable abrir el crédito.