×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La reforma laboral hace sufrir a la industria española.

Entre enero y julio realizaban alguna actividad industrial seis de cada diez personas que sufrieron un expediente de regulación de empleo, un 85% más que un año antes. En opinión de CCOO, a las incertidumbres comerciales se suma la desaceleración mundial y europea, que hace que la producción industrial se reduzca. Además, en las empresas del auto, donde trabajaba la mitad de las personas afectadas por un expediente, no ayudaron los desafortunados debates sobre los modelos de combustión y las restricciones. A todo ello se añadieron factores como el precio de la luz, las dudas regulatorias y la reforma laboral, que permite ERES rápidos y sin supervisión. Lamentablemente, la falta de un Gobierno no ayuda a superar esta situación. Se han paralizado las comisiones que trabajaban para sacar adelante la legislación que reclama y necesita la industria electrointensiva.