×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La presión fiscal de la economía española es de las más elevadas de su entorno,

si se tienen en cuenta factores como la economía sumergida o los niveles de renta, según los resultados del Índice de Competitividad Fiscal (ICF). Las empresas españolas pagan el 11,1% frente al 9,6% de media de la UE. La cuña fiscal de los trabajadores está en el 39,5%, por encima de la OCDE. Los especialistas rechazan un aumento de impuestos en plena crisis del coronavirus.