×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La nueva presidenta de la Comunidad de Madrid ha prometido rebajar cada tramo del IRPF en medio punto,

lo que dejará el tipo máximo en el 20,5% (43% si se le suma el tramo nacional) y el mínimo, en el 8,5% (18% al sumar la parte estatal). Además, la líder popular tiene planeados más cambios normativos que ampliarán aún más la diferencia con el resto de las regiones, aunque todavía no los ha concretado. Así, ha prometido elevar el mínimo exento personal y el familiar por descendientes e introducir nuevas deducciones.