×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La nueva economía digital plantea toda una serie de retos desde el punto de vista legal.

La aparición de nuevos modelos de negocio se encuentra frente a una regulación pensada para el mundo analógico que no siempre logra dar una respuesta a las nuevas problemáticas y en muchos casos implica buscar soluciones imaginativas dentro del marco normativo actual. La aparición de novedosos esquemas de contratación (como el crowdsourcing), de nuevas categorías de trabajadores (como los nómadas digitales) o la irrupción de figuras con líneas difusas entre el trabajo por cuenta ajena y el autónomo son algunos de los principales frentes abiertos a los que deberán dar respuesta las compañías.