×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La lesión que sufre un empleado que se cae al salir del trabajo durante la pausa del café es accidente de trabajo,

según reconoce el Tribunal Supremo en una sentencia, de 13 de diciembre de 2018. La ponente concluye que el trabajador se accidentó cuando salió de la empresa dirigiéndose a tomar un café dentro del tiempo legalmente previsto como de trabajo de 15 minutos por tratarse de jornada superior a seis horas, habitualmente empleado para ir a tomar café, como actividad habitual, social y normal en el mundo laboral, pero matiza que "el trabajo es la condición sin la cual no se hubiera producido el evento". En este caso, considera la ponente, que "el nexo de causalidad nunca se ha roto, porque la pausa era necesaria, y la utilización de los 15 minutos de la misma por la trabajadora se produjeron con criterios de total normalidad".