×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Hacienda ha puesto en marcha un proyecto basado en inteligencia artificial para detectar facturación irregular.

De momento, esta herramienta se está utilizando para detectar el fraude en grandes empresas. De momento, se han iniciado inspecciones a 126 contribuyentes seleccionados con inteligencia artificial. En este caso, esta herramienta se está destinando a la detección de falsos no residentes con patrimonios relevantes. En el ámbito del control de grandes tecnológicas, se han regularizado bases imponibles por más de 130 millones de euros y se ha revisado al alza hasta 800 millones el cálculo de bases aseguradas para próximos años.