×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Hacienda es reticente a permitir la recuperación del IVA de facturas incobradas.

Las condiciones y trámites exigidos al acreedor para reducir el IVA ingresado en Hacienda de facturas que no ha cobrado, son una carrera de obstáculos. En particular, cuando el moroso no ha sido declarado en concurso, el acreedor está obligado a realizar una serie de complejos trámites y gastar bastante dinero en reclamaciones judiciales o notariales con el fin de cumplir con las disposiciones legales para reducir la base imponible y solicitar la compensación del IVA. Además, los plazos para realizar los trámites son perentorios y sospechosamente breves, lo que provoca que con frecuencia expire el plazo y la posibilidad de recuperar el IVA se desvanezca. El Régimen Especial del Criterio de Caja (RECC) para el IVA ha sido un fracaso estrepitoso, puesto que de los dos millones de potenciales beneficiarios de este régimen, menos de 10.000, optaron por su aplicación, y muchos de ellos ya han renunciado al mismo.