×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

España ocupa el tercer puesto dentro de la UE con la mayor tasa de sobrecualificación de jóvenes en el sector Servicios,

lo que supone que en torno al 64% de estos ocupados desarrollan un trabajo que no requiere el nivel educativo alcanzado, algo que, unido a la baja calidad y a la escasa oferta de Formación Profesional en el país, explica que el mercado de trabajo "no sea capaz de absorber a tantos licenciados" y que "exista un desfase entre el sistema de formación y el mercado de trabajo".Así se desprende del estudio 'Orientación Profesional y Formación Digital: Hacia un Modelo Integrado para el Empleo Juvenil', realizado por el Instituto de la Empresa Familiar, junto a la Fundación Bankia para la Formación Dual, donde se plantean los retos y las oportunidades de este ámbito de formación, además de urgir a su profunda reestructuración "como palanca principal para luchar contra el desempleo juvenil".