×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El turismo español suma un balance terrorífico en Semana Santa por la crisis de la COVID-19

con unas pérdidas de 18.000 millones de euros de ingresos que van a afectar a 2,5 millones de trabajadores de las 400.000 empresas turísticas, ha alertado este sábado la federación de agencias de viajes Fetave. Sin embargo, considera que las pérdidas "catastróficas" provocadas por la anulación de la Semana Santa pueden derivar en la falta de liquidez y la quiebra de decenas de miles de empresas turísticas, si la línea ICO no funciona "con rapidez", para lo que es necesario que el Gobierno aborde "una reforma en profundidad de las condiciones de acceso a dichos créditos". A su juicio, las condiciones de los avales de los créditos ICO hacen "poco o nada eficiente" esa alternativa, al menos para pymes y autónomos, ante la exigencia de las entidades financieras de garantías personales y no empresariales.