×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Gobierno ha planteado las líneas generales de su propuesta para que los trabajadores autónomos pasen a cotizar en función de los rendimientos netos que obtengan.

Como novedad, se establecería un sistema de hasta 13 tramos de bases de cotización en las que pasarían a encuadrarse los trabajadores por cuenta propia, en función de lo ganado en términos netos, según fuentes asistentes al encuentro. Así, cada autónomo se encuadraría en una base de cotización en función de sus ingresos previstos y posteriormente regularizaría lo cotizado. Según el sistema propuesto, en el mes de noviembre estos trabajadores enviarían a la Tesorería General de la Seguridad Social los rendimientos netos obtenidos y reflejados en sus declaraciones tributarias. Los rendimientos obtenidos se compararían con lo cotizado y si hubieran cotizado más que lo que les corresponde por sus ingresos reales "fiscalmente computables", la Seguridad Social les devolvería el exceso de oficio y si, por el contrario, hubieran cotizado de menos, se les solicitaría el desembolso que les faltase.