×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El Gobierno estadounidense está estudiando la posibilidad de imponer nuevos aranceles a los vehículos importados.

El aumento estaría justificado por razones de seguridad nacional, amparándose en una disposición judicial conocida como Sección 232 y a la que ya recurrió para imponer nuevos aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Los fabricantes automovilísticos japoneses cayeron hoy con fuerza en Bolsa tras las informaciones.