×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

El BCE ha destacado el crecimiento sólido de la economía europea

pero ha defendido que todavía necesita de una política monetaria acomodaticia para acercarse a los objetivos de inflación próximos al 2% pero por debajo de ese nivel. El organismo, además de mantener tipos, se ha reafirmado en su decisión de reducir el programa de compra de deuda a partir de septiembre hasta los 15.000 millones de euros mensuales desde los 30.000 millones actuales, para finalizarlo a finales de año. Además ha señalado que en el Consejo de este jueves no se ha abordado la política de reinversiones con los vencimientos de la deuda adquirida. Espera que los tipos de interés oficiales del BCE se mantengan en sus niveles actuales hasta "al menos durante el verano de 2019".