×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Correos restringe drásticamente la entrega de paquetes provenientes del comercio online

en un momento en el que la demanda sube como la espuma por el cierre de las tiendas físicas y el aislamiento. Según los datos recabados por UNO Logística, la entrega de paquetes ha subido un 12,5% más de lo previsto en la última semana y los almacenes y centros logísticos están saturados. La empresa postal ha suspendido así todos los envíos que no se incluyen dentro del servicio postal público por lo que, mientras dure el estado de alarma, se limitará a repartir cartas y tarjetas postales, realizar giros de dinero y enviar paquetes de hasta 20 kilos de peso siempre y cuando estén enmarcados dentro del llamado paquete Azul, un servicio muy criticado por la CNMC.