×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Anulado el despido de un trabajador a quien la empresa cesó cuando cumplía condena en la cárcel.

El magistrado afirma que ha quedado acreditado que, tanto el contenido de la carta de despido como los hechos presentados en el juicio, introducen “la sospecha más que fundada” de que la empresa no quería contar con un ex presidiario en su plantilla. STA Juzgado Madrid 27-04-2016.