×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Uno de cada cinco hogares tiene un seguro sanitario, con un gasto medio de 1.186 euros anuales, según datos del INE.

Estas pólizas tiraron del sector con un 5,6% de crecimiento en 2018 y una facturación de 8.520 millones. “El principal agente de la contratación es el deterioro”, apunta el portavoz de la asociación de consumidores FACUA, “la saturación, las listas de espera y los recortes en prestaciones empujan a darse de alta en aseguradoras”. “Corremos el riesgo de que existan dos velocidades en el acceso a la sanidad”. La patronal de las aseguradoras Unespa mantiene que el crecimiento de las pólizas se debe a que “empresas y pymes las ofertan como un beneficio social, el más valorado por los empleados. Es una herramienta de retención del talento”.