×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Una sentencia del juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha fallado que un repartidor de Deliveroo no era un autónomo sino un asalariado.

La juez estima parcialmente la demanda de un trabajador que fue despedido por Roofood Spain, razón social de Deliveroo, y falla que esa rescisión fue improcedente. No obstante, para llegar a este punto la sentencia califica la relación entre ambas de laboral y no civil, como pretende la empresa. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.