×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Tributos matiza que el “escape room” es un espectáculo en vivo pero "no cultural".

Tributos entiende que, si bien la actividad objeto de consulta podría tener la consideración de espectáculo en vivo, “no parece que la misma tenga una finalidad cultural sino puramente lúdica y recreativa, por lo que no cabe la aplicación del tipo reducido del 10%, estando el servicio prestado por la comunidad de bienes consultante sujeto al Impuesto y tributando al tipo general del 21%.