×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Tres recientes sentencias del TS abordan la problemática de la prórroga de los contratos de obra y servicios vinculados a una contrata, cuando esta se prolonga más allá de los límites inicialmente previstos.

Los magistrados concluyen que un contrato temporal puede entenderse transformado en indefinido "cuando la expectativa de finalización del mismo se torna especialmente remota, dado el mantenimiento inusual y particularmente largo" de sus funciones, por las "sucesivas modificaciones" de la contrata inicial. La resolución precisa que no se refiere a "meras prórrogas" de la misma, sino a situaciones en las que la continuidad de la relación laboral "desnaturaliza" la contratación temporal y "pervierte su objeto y finalidad". Las sucesivas renovaciones de la contrata impiden que pueda considerarse que los contratos laborales de obra y servicio cubren necesidades aisladas, sino que se trata de una actividad que "la empresa ha incorporado a su habitual quehacer".