×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Se incrementan los créditos con una financiación superior al 100% del valor.

Las entidades cada vez adoptan más riesgos a la hora de conceder financiación, tanto a hogares como a empresas. El Banco de España está vigilante a prácticas que podrían poner en riesgo la estabilidad futura del sistema, por lo que ha decidido extremar la precaución en determinados segmentos. Este incremento se da sobre todo en los grupos con una política de venta de adjudicados más activa, donde los requerimientos a los clientes son más flexibles, para desprenderse de un mayor número de pisos. Así, en Santander, el saldo de créditos a particulares con más del 100% del valor se duplicaron el año pasado, según los últimos datos disponibles, hasta los 6.500 millones. En el Popular casi se doblaron, al crecer un 85%, y situarse en 1.349 millones.