×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

París, Madrid y Ciudad de México han acordado prohibir la circulación de los vehículos diésel en sus urbes a partir de 2025.

El compromiso se ha realizado en la Cumbre de alcaldes C40: Ciudades liderando acciones climáticas. l acuerdo de los alcaldes también ancla el compromiso de promover e impulsar el uso de vehículos eléctricos, de hidrógeno e híbridos para desplazar a los automóviles que utilizan combustibles fósiles. Además, han prometido invertir en infraestructura sustentable para mejorar la movilidad de la población.