×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los supermercados han empezado a moderar el precio de los alimentos

que, en algunos casos, habían experimentado fuertes subidas. Son bajadas que se producen a pesar de que los costes se están disparando desde el inicio del confinamiento, según explican desde Asedas, la patronal que representa los intereses de compañías como Mercadona, Ahorramás, Dia o Supersol. El director general de esta asociación, explica que "los costes operativos en tienda han aumentado en 200 millones de euros".