×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los sindicatos mayoritarios han lanzado su propuesta para contener los precios del mercado de la vivienda

Su plan pasa por una acción inmediata que pasa por establecer a partir de qué precios se activarían los límites al alquiler y, a más largo plazo, crear un amplio parque público de vivienda para alquilar que permita controlar los precios. Para desarrollar estas políticas, UGT y CC OO proponen aumentar la partida presupuestaria que se dedica ahora: del equivalente al 0,1% del PIB al 0,3%, unos 4.000 millones. El mecanismo que proponen las centrales para definir cuándo una zona tensionada por los precios del alquiler consiste en dividir el territorio en secciones censales, una propuesta igual a la que maneja el Ministerio de Transportes, en la Ley de Arrendamientos Urbanos. A partir de aquí, plantean limitar el alquiler cuando los precios se sitúan entre el 25% y el 30% de los ingresos medios de las familias y ese precisamente sería el precio máximo que se establecería en la norma. Los datos a emplear procederían del INE y del índice de referencia del precio del alquiler que prepara el Gobierno.