×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los procesos concursales han crecido un 72% en los cuatro primeros meses de 2021, respecto al mismo periodo de 2020, de acuerdo con el 'Estudio sobre concursos y disoluciones'.

El incremento se ha producido a pesar de la moratoria concursal. Asimismo, ha aumentado el número de empresas que presentan al mismo tiempo el concurso y la extinción. Según el citado estudio, si en abril de 2020 la tasa era del 44%, en el mismo mes de 2021 ha crecido hasta el 64%. En este porcentaje, al igual que en el de concursos, que en España terminan en la liquidación de la empresa, un 90% tiene mucho que ver con “el predominio de cierta mentalidad empresarial que empuja a aguantar y a resistir, por lo que, al final, se llega al concurso en unas condiciones de gran deterioro”. La negociación previa con los acreedores, la gran alternativa al concurso. Por norma general, lo más inmediato es negociar una refinanciación de la deuda con proveedores en convenios extrajudiciales de quita o espera, para lo que es imprescindible que la empresa tenga garantías de liquidez suficientes que permitan atender los nuevos compromisos”.