×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los jueces de lo Mercantil están exonerando las deudas con Hacienda y la Seguridad Social,

sin calificación de privilegiados, en los procedimientos concursales de segunda oportunidad de empresarios y autónomos. Así, mediante auto de 25 de noviembre de 2020, del juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Huesca, un autónomo ha logrado el perdón de su deuda con la Agencia Tributaria por un total de 4.000 euros a través de un auto. Los juzgados mercantiles empiezan a considerar nula la reforma de la Ley Concursal. Los autos aplican la sentencia del Supremo que admite el olvido de los no privilegiados.