×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los guías turísticos profesionales también se han visto sorprendidos por la aparición de nuevos competidores que revientan precios.

Las empresas que siembran las calles de las grandes ciudades de free tours no paran de crecer. Desde Málaga a Barcelona, pasando por Valencia, o desde Sevilla a Santiago de Compostela, pasando por Madrid. Un servicio en plena expansión, aupado por un limbo legislativo, al que de momento no parece que le pasen factura las reiteradas quejas de las asociaciones oficiales de guías e informadores turísticos. Lo habitual, es que antes de iniciar los recorridos los guías informen a los turistas que si el servicio les satisface podrán dejar una propina al acabar el recorrido.