×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los grupos tramitan suspensiones de empleo antes de conocer las medidas de flexibilización del Gobierno

Seat. Burger King. Alsea. CAF. Pikolín. Iberostar. Volkswagen. Cortefiel. Un goteo de grandes empresas ha anunciado que el parón fruto del coronavirus les fuerza a adoptar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que afectan a al menos 100.000 personas. Estos anuncios se unen al que ya hizo el viernes Iberia —que afectaría al 90% de sus 16.000 empleados—, así como a otras aerolíneas como Norwegian. La pandemia global deja tras de sí una jornada negra para el mercado laboral español que amenaza con repetirse en los próximos días. Desde el Ministerio de Trabajo aseguraron que están trabajando para inyectar recursos en la política laboral, de forma que la actividad solo se vea afectada unas semanas y lograr la normalidad rápidamente. A todos estos recortes en grandes empresas se unen el goteo de ERTE que están haciendo las pymes. Tan solo en la Comunidad Valenciana se presentaron ayer 137 expedientes que afectan a 4.683 trabajadores. Y en Cataluña se plantearon otras 70 tramitaciones de ERTE con una afectación sobre 3.819 trabajadores