×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los empresarios se muestran esperanzados con una recuperación paulatina del turismo desde junio que podría tener su punto álgido en agosto.

La primera llegada de británicos no se producirá hasta finales de junio, al igual que la de los alemanes. "En cuanto las reservas concretas para nuestros hoteles vacacionales, creemos que es pronto en general para tener una visibilidad clara de cómo va a ir la temporada”, aseguran desde Hesperia. Desde Barceló insisten en la falta de perspectivas. “De momento, las reservas para el verano están un 50% por debajo respecto a lo que sería un año normal en estas fechas, pero en la última semana hemos visto un cierto repunte por lo que confiamos en que aumente la demanda en las próximas semanas. Será un verano en el que, como el año pasado, dependerá principalmente del mercado nacional”.