×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los efectos del enfriamiento de la actividad económica también se reflejan en el mercado inmobiliario

que encara un 2020 repleto de incertidumbres sobre el dinamismo que pueda apuntalar el sector en una coyuntura de desaceleración global. Estos efectos dejan de momento una importante caída de la compraventa de vivienda en el mes de noviembre de 2019 en relación al mismo mes del año anterior del 5,6%, hasta contabilizar un total de 47.182 transacciones. El hecho de que las transacciones se desaceleren pero la concesión de créditos hipotecarios avance a un ritmo del 10,3% interanual indica que los grandes inversores ha perdido apetito por el mercado español.