×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los departamentos legales de las empresas europeas se encuentran inmersos en un proceso de transformación interna

La tecnología se presenta como un revulsivo para maximizar su eficiencia y añadir valor a sus servicios. Los abogados internos, o in-house, reconocen la necesidad de mejorar diversos aspectos de su gestión y planean dar un paso más en su digitalización en un futuro cercano. Así, nueve de cada diez asesorías jurídicas en España tienen previsto aumentar el uso de herramientas y soluciones digitales en los próximos tres años. Sus planes son, además ambiciosos: la mitad de los asesores legales españoles creen que dentro de cinco años más del 60 % de su trabajo exigirá tecnología legal. Una cifra llamativa si tenemos en cuenta que, actualmente, en Europa, no piensan que desempeñe un papel esencial en más del 20 % de su actividad.