×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Los costes laborales unitarios se han disparado un 25% desde 2000.

En Baleares y Canarias, esa tasa ha superado el 30%, según un informe de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). La media de España, del 24,7%, supera ampliamente el nivel de la Unión Europea, del 18,7%, en ese periodo. "El fuerte crecimiento de los costes laborales unitarios a lo largo del siglo XXI ha afectado negativamente a la competitividad de la economía española. Si bien en los años de crisis ha mejorado la competitividad, todavía no se ha recuperado la brecha que se abrió con la UE en los años de expansión", sostiene el informe.