×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las Socimis se incorporarán como nuevos sujetos obligados de la normativa de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, que está pendiente de su remisión al Consejo de Ministros.

Las nuevas obligaciones a las que se verán sometidas las Socimis se refieren a la aprobación por escrito y aplicar políticas y procedimientos adecuados en materia de diligencia debida, información, conservación de documentos, control interno, evaluación y gestión de riesgos, garantía del cumplimiento de las disposiciones pertinentes, comunicación y admisión de clientes, con objeto de prevenir e impedir operaciones relacionadas con el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo. Una de las grandes novedades de la norma crea un nuevo modelo de identificación de la titularidad real que parte de la creación de un Registro único en el Ministerio de Justicia.