×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las nuevas tasas que Trump ha fijado a las exportaciones perjudican en especial a las pymes y pequeños productores agroalimentarios, que pueden ver caídas en sus ventas.

La secretaria de Estado de Comercio en funciones estimó que las ventas de los productos afectados suman un valor cercano a los 1.000 millones de euros. La mayor parte se debe al sector olivarero, el más perjudicado, entre el aceite de oliva y las aceitunas en conserva. La industria vinícola es la segunda que más sufre, seguida de lejos por los sectores del queso y la carne. Por su parte, el Banco de España ha advertido de que los nuevos aranceles recortarán en un 12% las exportaciones de productos agroalimentarios españoles a Estados Unidos, con un impacto negativo aproximado de 100 millones de euros. Ante este revés, se abren distintos escenarios para las empresas afectadas.