×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las ganancias patrimoniales no van a cerrar un buen 2018.

Así lo pone de manifiesto la Memoria Fiscal que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado para 2019. En ella se recoge la evolución de varios indicadores de 2018. Las ganancias patrimoniales, reza la Memoria, podían haber registrado un retroceso del 1,3% en 2018, rompiendo de esta forma la trayectoria ascendente que se seguía desde hace seis años. El dato es peor si se analiza la parte de ganancias que se obtiene con la venta de los fondos. Se estima, dicen, un descenso del 12,6%, mientras que el resto de ganancias subiría un ligero 0,2%. Y el Ministerio de Hacienda añade que estas variaciones previstas para 2018 se bastan en la hipótesis de una fuerte desaceleración en el incremento de los reembolsos de fondos ya que ser prevé un aumento de solo el 5,3%, sorprendente después de un 2017 en el que subieron más de un 37%. La caída de las ganancias patrimoniales encuentra también su explicación “en el comportamiento desfavorable de los mercados bursátiles ese año.