×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Las compañías que tienen la RSC en su estrategia se imponen en el mercado.

Cerca de 2.000 empresas españolas tendrán que elaborar ya este año un detallado informe sobre sus políticas de RSC y presentarlo en el Registro Mercantil junto con las cuentas anuales de la sociedad. Así lo obliga la nueva ley de información no financiera, aprobada en España a finales de 2018 y que afecta a todas las operaciones desde 1 de enero de ese año. Directivos de grandes empresas, junto a expertos, coinciden en apuntar que la ley desde luego es una oportunidad para incorporar las políticas de responsabilidad social y sostenibilidad a la estrategia de la empresa, pero también advierten: aquellas empresas que no tenían implantadas estas políticas hasta ahora, tendrán dificultades para cumplir con la nueva ley.