×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La tasa de variación anual del IPC en el mes de septiembre es del 0,1%, dos décimas por debajo de la registrada el mes anterior.

La tasa anual de la inflación subyacente aumenta una décima, hasta el 1,0%. La variación mensual del índice general es del 0,0%. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) sitúa su tasa anual en el 0,2%, dos décimas inferior a la del mes de agosto. Vivienda, que registra una variación del –4,8%, un punto y medio por debajo de la de agosto, consecuencia de la bajada de los precios de la electricidad. Alimentos y bebidas no alcohólicas, cuya variación desciende una décima y se sitúa en el 0,9%. Destacan en esta evolución los descensos de los precios de las legumbres y hortalizas y el pan y cereales, frente a los incrementos del año anterior, y la estabilidad de los precios del pescado y marisco, que subieron en 2018. Cabe mencionar además, aunque en sentido contrario, la subida de los precios de las frutas, frente a la bajada registrada el año pasado.