×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La próxima ley que pretende regular las condiciones laborales de los repartidores de las plataformas digitales de reparto a domicilio –la conocida como ley rider– encara su recta final sin un acuerdo inmediato en el horizonte.

La Asociación Profesional de Riders Autónomos (APRA) y Repartidores Unidos (Repartidoresunidos.org) se manifestarán hoy en varias ciudades en contra del borrador de ley y en defensa de mantener la legislación actual. Entre las cuestiones que se están negociando para esta futura ley, además de la consideración legal de asalariados de los repartidores –que estaría fuera de discusión por la obligación de trasladar a la normativa la sentencia del supremo– se ha considerado si ampliar la regulación a todas las plataformas digitales y no solo a las de reparto a domicilio. Fuentes patronales aseguraron que habían logrado que ley se limitara a estas últimas, pero fuentes de la negociación aseguraban ayer que esto tampoco estaba del todo cerrado.