×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La patronal FIAB dice que desde febrero han desaparecido 1.800 empresas.

La paralización de la actividad hostelera también castigará al conjunto de la industria alimentaria. Esta perderá este año alrededor de 4.300 millones de los ingresos que tuvo en 2019. Acabará el año con unos ingresos de 116.700 millones de euros, un 3,6% menos respecto a la cifra del año pasado. Las ventas a este último canal cerrarán el año en unos 9.200 millones, lo que representará una caída del 56% respecto a los 20.900 millones del año pasado. Los 107.500 millones restantes corresponderán al consumo en el hogar, lo que supondrá un crecimiento del 6,4% respecto al año anterior. Lo que sí se mantiene estable es la actividad exportadora, según FIAB por el "gran aumento" de las ventas de productos porcinos a China, aunque las realizadas al principal mercado exterior, la Unión Europea, han caído un 1,1%.