×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La normativa impulsada para garantizar la "laboralidad" de los riders ha dividido a las plataformas de comida a domicilio

y a los casi 15.000 repartidores que trabajan para ellas entre los defensores de seguir con el modelo de autónomos, calificados como "falsos" por una parte de los tribunales, y los que buscan que se fije por ley un "marco laboral estable y seguro" que despeje cualquier duda sobre su condición de trabajadores por cuenta ajena. Just Eat ha respaldado la propuesta del Ejecutivo de legislar para acabar con los falsos autónomos. Deliveroo, Glovo y Adigital defienden la necesidad de crear la figura del autónomo digital.