×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La mitad de los trabajadores en España no participa en un adecuado programa de formación y de puesta al día de sus competencias laborales, ni tiene intención de hacerlo.

A otro 16% le encantaría tener esta posibilidad, pero por varios motivos se queda fuera. España es el país con la peor correspondencia entre la demanda de competencia proveniente del mundo empresarial y la oferta de formación”, sostiene la OCDE. Ante el auge de las nuevas tecnologías, la globalización económica y el envejecimiento de la población, la organización con sede en París considera que tanto la cantidad como la calidad de los empleos van a evolucionar.