×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La indefinición del TS sobre quién tiene que asumir el impuesto de las hipotecas ha generado un caos en el mundo jurídico y financiero que se extenderá durante dos semanas.

Sentencias frenadas y juicios suspendidos a la espera de que se aclare la jurisprudencia, bancos que incumplen el nuevo criterio del Tribunal Supremo y obligan al cliente a pagar el impuesto de las hipotecas y asociaciones de consumidores anunciando movilizaciones. Un juzgado de primera instancia de Valencia fue el primero en anunciar que frenaba los asuntos pendientes sobre esta materia debido a la "grave situación de inseguridad jurídica". Una medida similar adoptaron en la Audiencia Provincial de Pontevedra y en los juzgados de Zamora, San Sebastián, A Coruña y Santander, donde se han suspendido las deliberaciones ya programadas sobre esta materia, según fuentes jurídicas consultadas. Otros jueces han optado por celebrar las vistas ya señaladas pero aplazar las sentencias hasta que el Supremo aclare su doctrina.