×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La incertidumbre respecto al desenlace del Brexit ha impulsado con fuerza los registros de extranjeros —y en particular de españoles— afincados en Reino Unido.

Un total de 115.700 ciudadanos españoles han presentado ya su solicitud para adquirir el llamado estatus de residente, que garantiza el grueso de los derechos que hoy disfrutan todos los residentes europeos en suelo británico por el paraguas común que otorga la Unión Europea. Esa cifra, divulgada por el Gobierno británico, cubre a casi dos de cada tres españoles (el 64%) de quienes en principio pueden optar a ese régimen: los 180.000 que residen oficialmente en Reino Unido, según los cálculos del Ministerio de Exteriores.