×

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

La eurozona está lejos del esfuerzo de países punteros que invierten en innovación como EEUU, Japón o Corea del Sur.

España es el único gran país del euro que ha reducido sus niveles de inversión en innovación desde el estallido de la crisis económica de 2008, tanto en el sector público como en el privado, tal y como informó el Banco de España en el informe “Evolución reciente, perspectivas y retos para la eurozona en un entorno global cambiante”. En el único caso, a parte del español, en el que se ha caído la partida de I+D es el del Gobierno de Francia que ha situado estas inversiones en el entorno del 0,28% del PIB, si bien en el caso del sector privado aumenta esfuerzos hasta acumular el 1,5% del PIB, tres veces más que en el caso de España.